NUESTRA QUERIDA VOLUNTARIA NO ES UN ADIOS SINO HASTA PRONTO

¡Hola mi nombre es Martha Isabel y soy Voluntaria! El tiempo que estuve de voluntaria en el CIRIAC aprendí a relacionarme con personas con discapacidad. Participé en diferentes grupos, cada uno con actividades diferentes. Las actividades que más me gustaron fueron los del grupo de Estimulación Temprana y Capacitación Laboral, ya que me dieron la oportunidad de convivir con los alumnos; ellos me enseñaron que siempre habrá un motivo para sonreír.

Estar en el CIRIAC me ha dejado muy buenos recuerdos y grandes anécdotas de cada uno de sus alumnos. Me siento feliz de haber llegado a este lugar y no me queda más que agradecerles a cada uno de los que están aquí. Incluso aprendí que una persona con discapacidad puede ser tu mejor amigo.

Testimonio voluntaria